Audiencia 28062017: Los terroristas suicidas no pueden ser llamados “mártires”

A los cristianos repugna la idea de que los terroristas suicidas puedan ser llamados “mártires”, afirmó el Papa, porque “no hay nada en su finalidad que se acerque a la actitud de hijos de Dios”. En el miércoles 28 de junio, día en que creará cinco nuevos cardenales, el pontífice dedicó su catequesis sobre la esperanza cristiana a los mártires: “Hoy reflexionamos sobre la esperanza cristiana como fuerza de los mártires”, – dijo hablando en español. Jesús advierte a sus discípulos que serán odiados por seguirle. Los cristianos son hombres y mujeres «contracorriente», que siguen la lógica del Evangelio, que es la lógica de la esperanza. Esto se traduce en un estilo de vida concreto: deben vivir la pobreza, recorriendo su camino con lo esencial, y con el corazón lleno de amor; deben ser prudentes y a la vez astutos; pero jamás violentos.

Anuncios

Aniv Ordenación Episcopal Papa: Levántate, mira y espera

Este 27 de junio, en la Capilla Paulina, el Papa Francisco celebró una misa por su vigésimo quinto aniversario de ordenación episcopal. Haciendo hincapié en la figura de abuelos al comentar la primera lectura, el Santo Padre concretizó a los cardenales que lo acompañaron que deben ser abuelos “a los cuales nuestros nietos miran”, también abuelos “que deben dar un sentido a la vida con su experiencia”, abuelos “no cerrados en la melancolía de nuestra historia, sino abiertos para darla”, y concluyó pidiendo al Señor que les conceda a todos esta gracia; la gracia de sentir ser los abuelos del pueblo de Dios.

VIDEO DE LA SEMANA (9 Jun): Medio ambiente y pobreza

Para Manos Unidas, la cuestión del medio ambiente no debe desvincularse del hambre, la pobreza y la exclusión, ya que constituyen dos caras de una misma realidad marcada por la injusticia y la desigualdad. La lucha contra el hambre y la pobreza será baldía si no se atacan las causas estructurales que las provocan y, entre ellas, están la sobreexplotación del medioambiente y el abuso y acaparamiento por parte de unos pocos de lo que es de todos; bienes comunes destinados a la vida digna de todas las personas que pueblan el planeta.