Audiencia 31052017: Abundar en la esperanza es no desanimarnos jamás

En la fiesta litúrgica de la Visitación de la Virgen María a su prima Isabel y conclusión del mes mariano, el Papa Francisco impartió su catequesis este 31 de mayo en una Plaza de San Pedro repleta de peregrinos y fieles de Roma y de diversos países. Ante la inminencia de la fiesta de Pentecostés del domingo próximo, el Pontífice reflexionó partir de la carta de Pablo a los Romanos sobre el concepto “Dios de la esperanza”, y explicó que ese “abundar en la esperanza” al cual se refiere el apóstol en la carta, significa no desanimarse jamás, aun cuando falte todo motivo humano de esperanza.

INICIATIVAS SOCIALES: Misericordia entre rejas

Historia completa en http://opusdei.es/es-es/article/miser…
​Uno de los lugares más visitados por el Papa Francisco durante sus viajes pastorales por todo el mundo son las cárceles. Es su manera de llevar el amor de Dios hasta el último hombre. Muchos cristianos siguen el ejemplo de Francisco: Mikel, MªJose, Ian, Mª Jesús y Conchi forman parte de la Pastoral Penitenciaria, e intentan colar así la misericordia de Dios entre las rejas de la cárcel de San Sebastián/Donosti.

Audiencia 24052017: Aunque parezca lo contrario, Dios siempre nos ama

“El secreto de la terapia está en mostrar a la persona que, aunque que pueda parecer lo contrario, sigue siendo amada por Dios”. Así explicó el Papa Francisco la «terapia de la esperanza» de Jesús, en la Audiencia General del miércoles 24 de mayo. El pontífice se centró en el Evangelio de Lucas que narra el pasaje de la huida de los discípulos de Jerusalén, quienes tras la muerte de Jesús, caminan hacia Emaús desanimados porque habían visto morir las esperanzas que habían puesto en el Maestro. Jesús, conociendo la tristeza que los inundaba quería ayudarles a sondear en profundidad la amargura que se había apoderado de ellos.

Audiencia 17052017: María Magdalena, primera mujer en ver a Jesús Resucitado

En la Audiencia General del 17 de mayo el Papa Francisco siguió con sus reflexiones sobre la esperanza cristiana, y lo hizo centrándose en la figura de María Magdalena, la primera persona en ver a Jesús Resucitado. Después de la muerte de Jesús y tan pronto como el descanso del sábado lo permitió, ella, fiel a su amor por el Señor, va al sepulcro para cumplir los ritos fúnebres. Al llegar, ve que alguien había removido la piedra que estaba en la puerta del sepulcro, y piensa que robaron el cuerpo de Jesús.